En el Blog

Los plaguicidas han servido para contrarrestar las plagas y proteger los cultivos de alimentos en zonas rurales del mundo.

El uso de estas sustancias suelen liberar gases tóxicos que pueden ser letales para los seres vivos y el medio ambiente.

Al combatir la peste, los plaguicidas han sido empleados para evitar enfermedades como dengue, malaria, mal de Chagas y fiebre amarilla. A pesar de esto, científicos han demostrado que los plaguicidas tienen efectos potenciales para la salud; son cancerígenos, neurotóxicos (pueden lastimar el cerebro) y teratógenos (perjudiciales para fetos durante el embarazo).

La aplicación de estos productos es altamente contaminante para el aire, los suelos y el agua.

Miles de personas contraen graves enfermedades a diario por la inhalación de aire contaminado y el consumo de agua intoxicada.

¿Por qué se conmemora un día en contra de su uso?

El Día Mundial Contra los Plaguicidas se implementó desde el 3 de diciembre de 1984, cuando explotó una fábrica de plaguicidas en Bhopal (India). El accidente produjo una fuga de isocianato de metilo que finalmente cobró las vidas de 12,000 personas.

No conforme con esto, la contaminación acabó con miles de ganados y animales domésticos en la región.

Se estima que 600,000 personas tuvieron secuelas tras la tragedia.

¿Y ahora?

Laboratorios en todo el mundo trabajan para desarrollar plaguicidas con un nivel contaminante bajo o nulo. Mientras tanto, muchas personas sostienen que son un mal necesario para la protección de cultivos y para contrarrestar la proliferación de plagas.

Es importante tomar en cuenta las siguientes medidas para reducir los daños de los plaguicidas:

  • No trabaje a solas con los plaguicidas.

  • Use la cantidad mínima posible. Mayor cantidad no quiere decir mejor.

  • No mezcle diferentes plaguicidas.

  • Mantenga los plaguicidas fuera de su cuerpo y de otras personas.

  • Mantenga los plaguicidas alejados de las fuentes de agua.

  • No use plaguicidas cuando hace viento, llueve, o está por llover.

  • Trate de no tocarse los ojos, la cara o el cuello cuando maneje plaguicidas.

  • Lávese las manos antes de comer, beber o tocarse la cara.

  • Mantenga bien cortadas las uñas de manos y pies para que los plaguicidas no se acumulen en ellas.

  • No ingrese a campos recién fumigados hasta que pase el peligro y no corra riesgo.

Por: Limpiemos Nuestro México

Comparte:

Notas recientes


El daño de la lluvia ácida.

Jueves 11 de enero, 2018

México apuesta por la declaración para poner precio a los gases de efecto invernadero

Jueves 11 de enero, 2018

En abril de este año, estará prohibido el uso de bolsas de plástico.

Jueves 11 de enero, 2018

Se crea nuevo sistema de cultivo vertical, que gasta un 95% menos de agua.

Jueves 11 de enero, 2018